¿Cuidas tu piel del frío? Con estos tips podrás protegerla de los daños que causan las bajas temperaturas

Resequedad, y una apariencia maltratada y opaca. Esas son las principales secuelas que deja el frío en nuestra piel durante la temporada invernal, y que en caso de ser severas, pueden incluso derivar en males como la rosácea y la dermatitis.

Lógicamente, las zonas que más sufren los efectos del frío son las que están más expuestas, como las manos y el rostro. Así, es común que durante el invierno las personas se quejen de labios partidos y hasta de los dolorosos sabañones, que pueden afectar a las manos, los pies, la punta de la nariz y las orejas.

“Con las bajas temperaturas se cierran los vasos sanguíneos y el flujo que llega a la piel se reduce, determinando una menor irrigación que provoca palidez, deshidratación y frialdad en la piel”, explica Ester Santander, dermatóloga de Vidaintegra.

Entonces, ¿qué se puede hacer para cuidar el órgano más extenso del cuerpo humano durante el invierno? El primer consejo es algo obvio: abrigarse y proteger las zonas más expuestas, mediante el uso de guantes, bufandas, gorros, cuellos, etc. También es importante evitar los cambios bruscos de temperatura, es decir, no pasar de ambientes demasiado calefaccionados al frío intenso, y viceversa. Esto es especialmente recomendable para las personas que tienen tendencia a la rosácea. Asimismo, la dermatóloga aconseja mantener una buena alimentación.

“Hay que aprovechar el consumo de frutas y verduras de la estación, ya que aportan vitamina C; el consumo de pescados y mariscos, que también son esenciales por el aporte de la vitamina D y E, que en esta época tienen a disminuir por una reducción en la exposición solar y por los ácidos grasos, respectivamente”, explica la especialista.

Además, es fundamental continuar con la ingesta de líquidos, los que ayudan a mantener un equilibrio en el cuerpo que se reflejará en la apariencia del cutis. Por último, la aplicación de cremas y productos humectantes en las zonas más vulnerables es esencial, ya que aportan grasitud, y ayudan a que la piel no se agriete y resquebraje. Aunque este último consejo está dirigido a todas las personas, es muy importante aplicarlo en los más pequeños, cuya piel es más delgada y, por lo tanto, más vulnerable a los embates del frío.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2016/07/06/811187/Cuidas-tu-piel-del-frio-Con-estos-tips-podras-protegerla-de-los-danos-que-causan-las-bajas-temperaturas.html

Deja un Comentario

Puedes Usar Atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>